variabilidad de la frecuencia cardiaca

Aproximación a la Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca

En esta entrada, os traemos una pequeña incursión en el maravilloso mundo de la variabilidad de la frecuencia cardiaca, para qué sirve, cómo se comporta en reposo, o en ejercicio,  y la información tan valiosa que podemos extraer con respecto a solo fijarnos en el valor que nos marca el pulsómetro cuando estamos “en reposo”.

Vayamos por partes. ¿Qué es la variabilidad de la frecuencia cardiaca?

Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca: variación que ocurre en el intervalo de tiempo, entre dos latidos cardíacos consecutivos. Se obtiene identificando el momento donde aparece cada onda R y se calcula el tiempo transcurrido entre dos ondas R consecutivas.

Resultado de imagen de heart rate variability

La Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca (VFC) es un parámetro indicador del nivel de salud cardiovascular, de manera que su análisis permite un estudio no invasivo de la actividad del sistema nervioso autónomo (SNA compuesto por sistema nervioso simpático y parasimpático) sobre el nodo sinusal. No se sabe bien cuál es la relación exacta entre la VFC y el SNA pero sí se puede afirmar que cuando aumenta la actividad simpática se produce un descenso de la VFC mientras que cuando predomina la actividad parasimpática, aumenta la VFC (artículo 1). Por tanto, la VFC refleja como el SNA toma parte de control sobre el sistema cardiovascular, así si nos encontramos con una alta VFC estamos ante un correcto funcionamiento del SNA, con un predominio del parasimpático y una baja VFC significaría un funcionamiento desequilibrado o anormal, una adaptabilidad insuficiente del SNA, predominio del simpático, lo que nos llevaría a indicar un estado de salud deficiente. Por tanto si en estado de reposo tenemos unos parámetros de alta VFC podremos decir que tendremos una buena adaptabilidad y por el contrario, si en reposo, los valores tienden a una menor VFC tendremos que plantearnos las cargas externas porque parece indicarnos que no se produce adaptación a nivel interno.

¿Que ocurre cuando hacemos ejercicio?

Durante el ejercicio, tanto la actividad simpática como parasimpática participan en el control de la frecuencia cardiaca, en este caso el simpático predomina y un efecto inmediato y agudo es el aumento de la frecuencia cardiaca (liberación de catecolaminas, aumento de la contractilidad miocárdica). Como bien sabemos, si el ejercicio físico es mantenido en el tiempo y se realiza de forma continuada, se produce un predominio de la actividad parasimpática y un descenso de la FC en reposo.

Teniendo interiorizado lo anteriormente comentado, cuando estamos realizando ejercicio físico, la VFC tiende a ser menor, y cuando volvemos a situación de reposo, la VFC tiende a aumentar. Ademas de estudios de comparación entre sujetos sanos y cardiopatas, en la literatura científica podemos encontrarnos como la VFC y su análisis puede ayudarnos al diagnóstico de la asimilación de la carga interna y del posible sobreentrenamiento de deportistas de manera precoz.

Las aplicaciones más importantes para el entrenamiento son las siguientes:

  • Comprender mejor el comportamiento y significado de la frecuencia cardiaca para no solo fijarnos en el dato de “latidos por minuto en reposo”.
  • Conocer el estado de salud y la capacidad de adaptación cardiovascular a cada esfuerzo.
  • Conocer la asimilación de cargas de trabajo consecutivas y,por tanto, tener una señal de alarma para la fatiga y el sobre entrenamiento.
  • Diferenciar el predominio simpático o parasimpático en diferentes situaciones.
  • Es sencillo y barato. Relación costo / beneficio muy favorable para la gran aplicabilidad que posee.

¿Como podemos medirlo?

Primeramente para poder medir VFC, necesitamos un dispositivo medidor de frecuencia con un correspondiente receptor que permita la extracción de los datos de cada latido, para a partir de ahí poder analizar dichos datos y sacar conclusiones que nos den información valiosa.

Existen muchos tipos de mediciones, a nivel basal (en reposo o durante el sueño), previo al esfuerzo y durante la recuperación (aguda, o durante el sueño próximo).

Existen métodos lineales (como el dominio del tiempo y el dominio de la frecuencia) y métodos no lineales (como el gráfico de poincaré) para el análisis de la VFC.

Entre los métodos lineales, los que utilizamos en Tuimpulse para el análisis de la VFC son los siguientes:

  • SDNN: Desviación estandar de los intervalos RR (Tiempo entra cada latido). Este parámetro nos indica el rango mínimo establecido con la desviación estandar, por la cual la variabilidad debe de ser al menos mayor a 100 ms. Estos valores si están comprendidos entre 50-100 sería una zona peligrosa, <50ms sería patologico.
  • RMSSD: Se recogen la diferencia entre un latido y otro (ms) en una columna diferente (suponiendo que se están analizando los valores en un hoja de excel), y con esos valores realizamos una desviación estandar. Este valor >20 podemos usarlo en población normal. En gente joven y deportista lo normal es: >30.
  • PNN50: Número de pares de intervalos RR adyacentes que difieren en más de 50 ms en el registro completo, dividido por el número total de intervalos RR, expresado en porcentaje. >3 serían valores validos para población normal. En deportistas y gente joven suele estar en valores >10
  • Stress-Score (SS): Inverso del diámetro SD2 multiplicado por 1000. Los valores normales en reposo del SS  deberían estar <10.
  • Ratio S/PS: cociente entre SS y SD1 con la finalidad de obtener una relación real entre simpático y parasimpático que refleje el balance autónomo a través de la VFC. Contra mas bajo sea este valor <1 mayor dominio parasimpático y menor activación del simpático por los valores del SS. Cuando estos valores aumentan a niveles de por ejemplo 10-12, quiere decir que el denominador es muy bajo y el numerador se hace mas grande y por tanto que existe una activación del sistema simpático en situaciones de reposo y por lo tanto la asimilación de la carga en el sujeto no esta siendo “buena”.

Para los métodos no lineales utilizamos el Gráfico de Poincaré: En este gráfico podemos apreciar el eje transversal (SD1), el cual nos marca la actividad simpática y es proporcional a ella. Sin embargo, el eje longitudinal (SD2) nos marca la actividad simpática pero es inversamente proporcional, por lo tanto cuanto menor sea este SD2, mayor actividad simpática tendremos. Cuanta mas variabilidad haya, mayor será la nube de puntos.  Se va configurando una elipse. la cual tendrá un mayor diámetro longitudinal y un menor diámetro transversal (en situación de reposo). Cuando hacemos ejercicio tendemos al punto, y por tanto a la variabilidad nula o cero.

 

  • SD1: Los valores normales son >30, los cuales nos marcarían un alto nivel de actividad parasimpática, cuando estos valores podemos apreciar la desaparación del control parasimpático.
  • SD2: Los valores normales son >70,(en población deportista suele estar mas alto, valores de 100-120) los cuales nos marcarían un bajo nivel de actividad simpática,  cuando estos valores caen, por debajo de 50-60 aprox, podemos afirmar que la actividad simpática esta cogiendo fuerzas debido al componente inversamente proporcional del “Poincaré”.

Esperamos que haya sido de ayuda este pequeño granito de arena para un acercamiento a la VFC.

Por último, para pensar…  ¿La vida es un fenómeno complejo?. ¿Somos sistemas dinámicos complejos no lineales?.¿ Nuestro comportamiento no es expresable como la suma de los comportamientos de los descriptores.y no estamos sujetos al principio de superposición?. ¿Somos difíciles de modelar, y nuestro comportamiento con respecto a una variable dada es extremadamente difícil de predecir (Muy alta sensibilidad a las condiciones iniciales)? 

 

 

Referencias bibliográficas:

Achten J, Jeukendrup AE (2003) Heart rate monitoring: applications and limitation. Sports Med 33:517–538.

Akselrod S, Gordon D, Ubel FA, Shannon DC, Barger AC, Cohen RJ (1981) Power spectrum analysis of heart rate Xuctuations: a quantitative
probe of beat-to-beat cardiovascular control. Science 213:220–222.

De la Cruz B, López C, Naranjo J. Analysis of heart rate variability at rest and during aerobic exercise. A study in healthy people and cardiac patients. Br J Sports Med. 2008; 42 (9): 715-720.

Hsu CH, Tsai MY, Huang GS, Lin TC, Chen KP, Ho ST, Shyu LY, Li CY. Poincaré plot indexes of heart rate variability detect dynamic autonomic modulation during general anesthesia induction.Acta Anaesthesiol Taiwan. 2012 Mar; 50(1):12-8. Epub 2012 Apr 3

Hernández H, Dechapelle E. Variabilidad de la frecuencia cardíaca en pacientes con infarto agudo de miocardio. Rev Cubana Med Milit. 2005; 34 (3).

Lee CM, Wood RH, Welsch MA. Influence of short-term endurence exercise training on heart rate variability. Med Sci Sports Exerc. 2003; 35(6): 961-969.

Naranjo Orellana J, de la Cruz Torres B, Sarabia Cachadiña E, de Hoyo M, Domínguez Cobo S. Two new indexes for the assessment of autonomic balance in elite soccer players. Int J Sports Physiol Perform. 2015 May; 10(4):452-7. Epub 2014 Oct 29. 

Naranjo Orellana J, de la Cruz Torres B, Sarabia Cachadiña E, de Hoyo M, Domínguez Cobo Two new indexes for the assessment of autonomic balance in elite soccer players.Int J Sports Physiol Perform. 2015 May; 10(4):452-7. Epub 2014 Oct 29.

Pumprla J, Howorka K, Groves D, Chester M, Nolan J. Functional assessment of heart rate variability: physiological basic and practical applications. Int J Cardiol. 2002; 84: 1-14.

Sarabia Elena, De la Cruz B, Naranjo J. Estudio comparativo de los perfiles semanales de Creatin Kinasa, Urea y Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca en remeros de élite españoles. Arch Med Deport. 2012

 

 

 

 

 

Deja un comentario